¿Querés migrar o estás migrando?

Servicios para migrantes

Información para migrar

Las comunidades comentan
  • Mi emprendimiento lo inicié a mis 23 años, tiene 4 años de existir y contamos con 4 sucursales donde le damos empleo a 8 personas.
    Aurora Rosas, 27 años
  • Tengo 25 años y me desarrollo como artista, al mismo tiempo tengo mi profesión como cocinero profesional. Actualmente, soy miembro de la Asociación Educarte desde donde hacemos labor social, tengo mi propia compañía de arte circense y soy parte de un grupo de baile.
    Darwin Arriola, 25 años
  • Soy una mujer emprendedora que se dedica a elaborar productos de limpieza y cuidado personal. Yo participé en el KOIKA, el programa de emprendimiento ahuachapaneco para jóvenes, y me gané un capital semilla. Al ver las necesidades del hogar, compré ingredientes con este capital semilla y comencé a elaborar productos de manera artesanal.
    Leticia Mendoza
  • Nunca pensé vivir todo lo que viví en CEIPA, viví experiencias inolvidables que me ayudaron mucho a crecer como persona.
    Teresa. 19 años
  • Aquí en Guatemala todo se puede y hay lugares donde podemos conseguir apoyo.
    Sonia. 18 años
  • Estoy feliz y contenta porque, aun cuando durante el proceso lloramos y sufrimos, hoy estamos inaugurando nuestro negocio.
    Evelyn. 18 años
  • El consejo que le daría a otros jóvenes es que sean consistentes, que busquen opciones para su futuro. No es necesario irse a otro país cuando aquí las tenemos. Hay que trazarse metas y lograrlas, creer en uno mismo.
    Sulmy Rodríguez. 19 años. Cofradía
  • Antes estaba en un grupo antisocial haciendo muchas cosas negativas, pero después me uní a una organización que apoya a jóvenes y que me ha ayudado a cambiar para bien. Ahora estudio y también he comenzado mi propio negocio.
    Neptali Valles. 25 años. Progreso
  • Me gradué del Centro Técnico de la carrera de Refrigeración, hice la práctica y una empresa me llamó. Se fijaron en mí y hoy estoy trabajando. Aquí en San Pedro Sula sí se puede, sí hay una solución, solo hay que saber buscarla.
    Yoslin Jesualdo Zelaya. 20 años. San Pedro Sula
  • No hace falta irse migrante, en todas las comunidades siempre hay opciones de apoyo a los jóvenes. Hay que tener la mente positiva y fe de que todo puede mejorar.
    Kenia Artiaga. 20 años. Cofradía
  • Cuando salí de mi país me sentía preocupado y sin libertad. Ahora que tengo mi regularización puedo moverme libremente, sé que hoy puedo trabajar en lo que quiero. Estudié electrónica y quiero encontrar oportunidades en México que me permitan salir adelante.
    Roger Castellanos. Santa Bárbara, Honduras. 20 años
  • Salí huyendo de mi país por la inseguridad y la violencia de las pandillas, estaba muy intranquilo porque no tenía papeles en un país extraño. Tuve la suerte de recibir orientación de personas sobre cómo estar de manera regular en el país. Me siento muy alegre por la oportunidad y porque sé que voy a poder ayudar a mi familia.
    José Luis Irias Mendez
  • Cuando llegué a México me sentía muy presionado porque no tenía trabajo. Me informé sobre las vías de regularización y terminé mi trámite. Siento un peso menos en la espalda. Hoy es posible buscar diferentes opciones laborales, es un privilegio poder ganarme la vida de manera digna.
    Juan Salvador Vasques Claros. San Salvador. 40 años
  • Mi recomendación para las personas que quieren migrar, es que busquen información sobre cómo tramitar sus papeles: sirve para trabajar, para la salud, para todo. De esta manera nos ven de otra forma, las personas en México nos incluyen mejor.
    Salvador. Departamento La Paz
  • Vengo sola con mi hija y estoy embarazada, he pasado por mucho. Cuando llegué a Tapachula me asaltaron por lo que decidí acercarme a algunas organizaciones para recibir información sobre trámites, transporte y opciones de empleo. Ahora me siento más segura porque ya estoy tramitando mis papeles.
    María Magdalena. El Salvador. 23 años
  • Me fui a inscribir al curso de repostería y la verdad me encantó, yo pensé que terminaba repostería y nada más, tal vez algún día pongo mi negocio, pero con CEIPA de una vez iniciamos con nuestra microempresa. Todos estamos muy dispuestos a trabajar y a que este esfuerzo nos de buenos resultados.
    Hellen. 19 años
  • Fue una experiencia inolvidable, difícil pero acá estamos. Tengo muchos deseos de que esta empresa la levante todo el equipo, para tener lo que todos nosotros hemos deseado siempre.
    Frankel. 18 años
  • Hace tres años me gradué de panadería en CEIPA, pero por mi cuenta he empezado a aprender otras cosas sobre cocina y repostería. También soñaba con tener una empresa y me metí en el programa socio productivo y les platiqué de lo que quería y empezamos con los estudios de mercado pero me rechazaron. Fue un golpe muy duro, pero a pesar de eso me levanté y empecé de nuevo con este equipo, y llevo ya en este proceso dos años.
    Santos. 17 años
  • Los salvadoreños somos capaces, podemos hacer muchas cosas, pero no creemos en nosotros mismos y muchas veces no aprovechamos las oportunidades por miedo. Yo he tenido la experiencia de que muchas personas de otros países han creído en mí y en lo que nosotros hacemos y esto me ha permitido viajar.
    Milton Borja, 25 años
  • Es posible desarrollarse en Ahuachapán siempre y cuando uno se ponga a estudiar y a trabajar, le dedique tiempo a los proyectos y cree nuevos hábitos que le permitan ser constante.
    Omar Ernerto Torrento, 23 años
  • Soy una persona responsable que me esfuerzo para obtener lo que quiero. Me he dedicado en este año y medio desde que he retornado al país a obtener mi bachillerato, tengo diplomas de inglés avanzado, soy guía turístico bilingüe y estoy ejerciendo aquí en Ahuachapán.
    Odir Esquivel
  • Soy estudiante de mercadotecnia y en mis tiempos libres me dedico al arte urbano. Gracias al apoyo de algunas organizaciones como Cáritas tenemos un emprendimiento dedicado a la comercialización de café, llamado Café Balam.
    Ronald Felix Albanez
  • Tengo 23 años, estudio segundo año de la carrera de trabajo social, y soy presidente de una asociación llamada Educarte que trabaja el tema de arte, cultura y educación con la comunidades y centros escolares. Además, me dedico a hacer fotografía y tengo tres años siendo locutor y corresponsal de la primera radio indígena de El Salvador.
    Alexis Alverenga, 23 años